Nació en Granada en 1978 pero Amanda Guglieri Lillo se ha estrenado en la literatura con el nombre de Asia Lillo que, como dice nuestro amigo el diseñador Manuel López, suena al de una estrella de los años 20. Amanda o Asia estudió periodismo en la Universidad de Málaga, hizo el máster de El Mundo y un seminario de actualidad en el Northern Virginia Community College. Superó con éxito el TOEFL (lo que equivale a decir que domina el inglés) y, aprovechando su estancia en los EEUU, mientras cuidaba en Washington a los hijos de una familia republicana bushadicta, se dedicó a escribir un blog diario en Internet. La editorial Egales lo publica ahora en forma de libro con el título Diario de una aupair bollo en USA. El miércoles pasado lo presentó en la librería Berkana el poeta y escritor José Infante ante un público eminentemente femenino.Había mujeres lesbianas de un par de generaciones y es alentador comprobar que las más jóvenes, como Amanda, no han estado nunca en el armario. Ella contó con mucha gracia el momento en que su madre de acogida en aquel extraño país, a la que en su blog llama Morticia, le dijo que había rechazado a otra aspirante porque era lesbiana. De pronto, Asia, que en España había sido visible desde su adolescencia, se vio impelida a llevar una doble vida, aunque finalmente se hizo fuerte. El diario de Asia Lillo es una disección de la Norteamérica profunda escrito con ironía, ligereza, inteligente sentido del humor y dominio del idioma; el de una escritora, como dijo Infante. La editora Mili Hernández se animó a publicarlo atraída por la novedad del formato, que en estos años ha prendido como la pólvora en nuestro país: los blogs tienen la virtud de conectar con la literatura a una generación de jóvenes poco familiarizados con la letra impresa. Y también decidió publicarlo porque le recordó a sus tiempos en EEUU: en el diario de Asia reconoce cosas de aquel país que no han cambiado.A Mili le hubiera gustado contar en la presentación con una lesbiana conocida y, aunque la visibilidad es la asignatura pendiente de la homosexualidad femenina, ahí está Amanda o Asia cambiando con brillantez la tendencia. Ha llegado el tiempo de las mujeres.

Fuente: Sábado 24 de junio de 2006. Año XVIII. Número: 6.035.

Autor: Leopoldo Alas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *